Publicidad
El portal más innovador, dedicado las 24 h. de los 365 días del año en prevención de la salud, bienestar y calidad de vida en Internet. Ofrece apoyo continuo a niños, jóvenes, adultos, mayores y empresas a conservar su más grande tesoro : La Salud.
Salusline logo
Salud, Formación, Calidad de Vida

EMPRESA

PRODUCTIVIDAD
PARA SU EMPRESA

BAJAS POR
ENFERMEDAD

ROTACIÓN DE
EMPLEADOS

BUSCAR
 
Servicios Gratuitos Salusline
Infórmese. Artículos:

Ejercicios y Tests
Testimonios
Publicidad
¿Quiere perder Peso?
Salusline premia su esfuerzo!
Suscriba ahora mismo
a uno de nuestros programas personalizados y obtendrá un 50% de descuento!!
Centros de Salud
Buscasalud
¡ENCUENTRE EL MEJOR HOTEL, SPA, O GIMNASIO DE SU CIUDAD.
Area Multimedia Videos
¿Quiere saber más de su estado de salud? Salusline premia esta breve encuesta...
Indique su Peso (Kg.)
Estatura (cm.)
Edad  

¿Quiénes Somos? ¿Qué es Salusline.com..

Entendiendo el estrés

Averigua cuáles son tus estresores personales...

¿Qué factores ocasionan estrés?

A continuación clasificamos en grupos, según sus características, los factores que pueden causar estrés y se les llama estresantes.

Es importante anotar que los estresantes son muy personales y además son modificables con el tiempo.

Es decir, situaciones que son estresantes para una persona no lo pueden ser para otra y viceversa, y cuestiones que en un momento son estresantes pueden dejar de serlo en otro momento y al revés.

situaciones estresantes y su escudo

Estresantes sociales:

Este grupo de estresantes es quizás el más negativo para la salud y el más difícil de manejar. Incluye a las personas con que no hay una relación fluida y armoniosa que desemboca en discusiones, irritación y agresividad.

Las personas con problemas de comunicación son un importante factor de estrés.

Es imprescindible comprender profundamente que, aunque no puedo cambiar mi entorno, sí puedo cambiar la manera que reacciono frente a éste.

Estresantes autoimpuestos:

Los estresantes autoimpuestosson devastadores para nuestra salud y bienestar, aunque poseen una característica positiva que en su caso es más obvio que en otros: "todo depende de mí".

Este grupo incluye las demandas o exigencias que nosotros mismos nos imponemos o que permitimos que se nos impongan y son fruto de nuestra forma de ser: creencias, objetivos y prioridades que nos causan sentimientos de frustración, impaciencia o preocupación.

Estos estresantes se manifiestan en diálogos internos que toman la forma de frases: "Yo debería haber hecho/dicho...", o "Yo pudiera haber..." y hasta "Tengo que..", convicciones autoimpuestas y aceptadas sin rechistar que nos guían hacia un abismo de autodestrucción más pesado que cualquier yugo externo.

Debemos meditar en la esencia de la vida y cuáles son los tesoros más valiosos que poseemos. Analizar de dónde y por qué tenemos ciertos principios o metas y hacia dónde nos llevan. No somos perfectos ni tratar de serlo bajo cualquier circunstancia. La primera y gran responsabilidad que tenemos es hacia nosotros mismos.

Estresantes físicos ambientales:

Tiene que ver con los lugares o situaciones físicas en que nos desenvolvemos e influyen sobre nuestro estado de animo. Además, incluyen oficinas o habitaciones pequeñas, con mala ventilación, mal iluminadas, calientes o húmedas que ponen mayor exigencia sobre nuestro organismo.

También podemos incluir problemas de tráfico, ascensores lentos y apretados, etcétera.

Pequeños cambios que mejoren estas condiciones externas pueden aliviar en gran medida una sobrecarga sobre el organismo que beneficiará la salud y el rendimiento: mejore las condiciones de su oficina; permita que el aire y la luz entren libremente, mantenga una temperatura de ambiente adecuada, embellezca su entorno, empiece la jornada 20 minutos antes para dar cabida a posibles problemas de tráfico, etcétera.

Estresantes de organización:

Se derivan de una mala organización de nuestro entorno: trabajo, familia, estudios, etcétera.

En el lugar de trabajo, factores estresantes pueden ser la falta de claridad en las prioridades, los conflictos entre departamentos, presión por cumplir fechas límites.

Los hábitosfamiliares, el estrés que sufre algún miembro de la familia en el exterior, así como las metas, prioridades y creencias que inculcamos a nuestros hijos pueden ser causas de estrés.

Las relaciones entre los miembros de una familia, la forma de comunicarse y las obligaciones y deberes que tiene cada uno, son todas causas de estrés y deben analizarse.

Hemos dicho anteriormente que el estrés forma parte de la vida, pero no debe ser parte de la vida familiar. Se necesita un castillo donde nos traslademos para reponer fuerzas, descansar y "curar las heridas de la contienda"; así debe ser nuestro hogar.

Debemos cultivar un ambiente de paz, relajación y sosiego en casa. Debemos ser los primeros en cuidar nuestra madriguera y no llevar allí situaciones estresantes de afuera.

Tampoco hay que transmitir a nuestros seres queridos objetivos y filosofías de vida que puedan causarles estrés (metas demasiado altas e injustificadas).

Tomemos conciencia de que las personas son diferentes, física, mental y emocionalmente; con un ritmo propio y con diferentes deseos, objetivos y aptitudes que deben respetarse dentro del núcleo familiar.

Así como no hay que permitir que los objetivos de otras personas nos ocasionen estrés, tampoco debemos ser nosotros origen y causa de estrés para nadie y menos aún para nuestros seres queridos.

Estrés fisiológico:

El estrés fisiológico proviene de la fatiga, la tensión y los dolores de cabeza, cuello, hombros, espalda, estómago, etc. Una mala postura o un tiempo demasiado largo frente a la computadora sin estirarse puede causar cansancio físico y mental que su vez repercutirá, al igual que cualquier otro factor estresante, sobre el organismo.

Es importante entender que el estrés es un ciclo vicioso que se desencadena por un factor para después generalizarse y causar otros estresantes que generarán otros estresantes y así se complica el cuadro. Por ejemplo, una persona puede empezar con un estrés fisiológico, como un dolor de cuello, debido a largas horas frente a la computadora. Este malestar o desequilibrio puede hacerle contestar de manera desafortunada a un colega, quien le responderá de la misma forma, lo que empeorará la situación.

De vuelta en casa y debido al día que ha tenido en la oficina querrá estar solo o le hablará mal a su mujer, lo que provocará otra discusión que no le permitirá dormir adecuadamente, de manera que cuando al próximo día regrese al trabajo se sentirá más cansado, rendirá menos, su jefe le exigirá y seguirá hundiéndose en ese ciclo vicioso que no parece tener fin.

Como nota adicional, el estrés es muy personal y depende del tiempo: una situación que es estresante para una persona quizá no lo sea para otra y viceversa; mientras que un estresante nos puede afectar en un momento dado y no en otro.

Volver

ACCESO USUARIOS
Salusline Productos
PRODUCTOS
HRA ®
Test de Riesgos para la Salud. Reciba un informe detallado para mejorar su salud.
Conozca todo para ganar en vitalidad y calidad de vida.
Realice ahora mismo su Test Personalizado de Salud

Tienda ¡Salud!
Lo mejor para su salud
Programas de Salud Personalizados:
CURSOS


P U B L I C I D A D