Publicidad
El portal más innovador, dedicado las 24 h. de los 365 días del año en prevención de la salud, bienestar y calidad de vida en Internet. Ofrece apoyo continuo a niños, jóvenes, adultos, mayores y empresas a conservar su más grande tesoro : La Salud.
Salusline logo
Salud, Formación, Calidad de Vida

EMPRESA

PRODUCTIVIDAD
PARA SU EMPRESA

BAJAS POR
ENFERMEDAD

ROTACIÓN DE
EMPLEADOS

BUSCAR
 
Servicios Gratuitos Salusline
Infórmese. Artículos:

Ejercicios y Tests
Testimonios
Publicidad
¿Quiere perder Peso?
Salusline premia su esfuerzo!
Suscriba ahora mismo
a uno de nuestros programas personalizados y obtendrá un 50% de descuento!!
Centros de Salud
Buscasalud
¡ENCUENTRE EL MEJOR HOTEL, SPA, O GIMNASIO DE SU CIUDAD.
Area Multimedia Videos
¿Quiere saber más de su estado de salud? Salusline premia esta breve encuesta...
Indique su Peso (Kg.)
Estatura (cm.)
Edad  

¿Quiénes Somos? ¿Qué es Salusline.com..


A continuación se presenta una secuencia de ejercicios que tienen como primer objetivo tomar conciencia del órgano a través del cual se manifiesta el sentido y después desarrollarlo mediante diferentes técnicas.

Los sentidos nos acercan y relacionan con el medio externo y bien desarrollados son herramientas de inestimable valor.

DESPERTAR
LOS SENTIDOS

Al poner las manos sobre los ojos, sintamos los globos oculares, las cejas, los párpados, las pestañas y tomemos plena conciencia de la acción de se ejecuta a través de ellos.

Primer ejercicio:
Fijemos la vista en un punto cercano (por ejemplo, la nariz) y en un punto lejano alternativamente. A continuación hagamos círculos mirando hacia arriba, a la izquierda, abajo y a la derecha; después al revés.

Segundo ejercicio:
Tomar un objeto y observar hasta sus más mínimos detalles: forma, textura, color, etcétera.

Tercer ejercicio:
Miremos con detenimiento el lugar donde nos encontramos, hasta el más pequeño detalle. Cerremos los ojos y describamos el lugar para comprobar nuestra capacidad de ver y no sólo mirar.

Cuarto ejercicio:
Una persona se sitúa frente a una línea de individuos y mira hacia delante en línea recta, toma nota de los movimientos que ejecuta cada uno de ellos sin seguir un orden (visión periférica).

Pongamos las manos sobre las orejas, tomemos conciencia de su situación, de su forma y características, para escuchar cuando el sonido entra por ellas.

Primer ejercicio:
Sentados y con los ojos cerrados, tomemos conciencia de los sonidos que escuchamos.

Segundo ejercicio:
Una persona, en medio de un círculo y con los ojos cerrados, trata de adivinar de dónde proceden los sonidos que los demás realizan. Los sonidos disminuirán según mejoren su concentración y habilidad. Se profundiza haciendo dos o más sonidos juntos y/o seguidos. Una variación sería jugar a la "gallinita ciega".

Tercer ejercicio:
Consigamos un disco que contenga dos instrumentos musicales y escuchémoslo en completa concentración, sintiendo el diálogo musical; en particular la entrada y salida de cada instrumento.

Con los ojos abiertos y cerrados, toquémonos la cara, la cabeza, los brazos, el cuerpo y tomemos conciencia de estas sensaciones. Sentados y acostados sintamos las áreas de nuestro cuerpo que están en contacto con las superficies.

Primer ejercicio:
Con los ojos cerrados, pasemos objetos de diferentes texturas y temperaturas por nuestro cuerpo y tomemos plena conciencia de las sensaciones, así como de las diferentes capacidades de sentir que poseen las zonas del cuerpo.

Segundo ejercicio:
Pellizquémonos y sintamos lo que percibe nuestro organismo. Tratemos de sentir plenamente, pero no identificarnos con el dolor; como si estuviéramos describiendo una situación que nos es ajena.

Tercer ejercicio:
En la posición del Gato, hagamos círculos con el pie en ambas direcciones o caminemos despacio y suavemente, sintiendo las características del terreno. Esto también se puede realizar con los ojos vendados.

Cuarto ejercicio:
Cuando nos duchemos sintamos lo que produce en nuestro cuerpo el agua tibia y el agua fría. Observemos estas sensaciones y describámoslas lo más detalladamente posible.

Toquémonos la nariz; tomemos conciencia de su forma, tamaño y características. De igual modo, sintamos el aire que entra y sale por ella.

Primer ejercicio:
Tapemos una de las fosas nasales y respiremos varias veces sintiendo cómo el aire penetra; hagamos lo mismo con la otra fosa nasal.

Segundo ejercicio:
Al niño se le vendan los ojos y se pasan junto a su nariz diferentes objetos o alimentos olorosos que debe averiguar cuáles son. Es un ejercicio divertido.

Tercer ejercicio:
Aspiremos varios olores y describamos las imágenes mentales y las sensaciones o emociones que nos producen.


Tomemos conciencia de la boca, lengua, dientes, paladar y garganta y de que el órgano del gusto reside aquí.

Primer ejercicio:
Hagamos 36 círculos con la lengua tocando el paladar y los dientes; observemos la saliva que se produce, saboreándola y notando cómo al tragarla se calma y relaja la garganta.

Segundo ejercicio:
Cojamos alimentos que representen los cinco sabores (dulce, salado, agrio, picante y amargo) y tomemos conciencia de ellos.

Tercer ejercicio:
Cojamos una manzana, o cualquier otro alimento, y comámosla tapando la nariz. Démonos cuenta de la relación que existe entre el gusto y el olfato. La naranja y la manzana

sigue
Volver
ACCESO USUARIOS
Salusline Productos
PRODUCTOS
HRA ®
Test de Riesgos para la Salud. Reciba un informe detallado para mejorar su salud.
Conozca todo para ganar en vitalidad y calidad de vida.
Realice ahora mismo su Test Personalizado de Salud

Tienda ¡Salud!
Lo mejor para su salud
Programas de Salud Personalizados:
CURSOS


P U B L I C I D A D