Publicidad
El portal más innovador, dedicado las 24 h. de los 365 días del año en prevención de la salud, bienestar y calidad de vida en Internet. Ofrece apoyo continuo a niños, jóvenes, adultos, mayores y empresas a conservar su más grande tesoro : La Salud.
Salusline logo
Salud, Formación, Calidad de Vida

EMPRESA

PRODUCTIVIDAD
PARA SU EMPRESA

BAJAS POR
ENFERMEDAD

ROTACIÓN DE
EMPLEADOS

BUSCAR
 
Servicios Gratuitos Salusline
Infórmese. Artículos:

Ejercicios y Tests
Testimonios
Publicidad
¿Quiere perder Peso?
Salusline premia su esfuerzo!
Suscriba ahora mismo
a uno de nuestros programas personalizados y obtendrá un 50% de descuento!!
Centros de Salud
Buscasalud
¡ENCUENTRE EL MEJOR HOTEL, SPA, O GIMNASIO DE SU CIUDAD.
Area Multimedia Videos
¿Quiere saber más de su estado de salud? Salusline premia esta breve encuesta...
Indique su Peso (Kg.)
Estatura (cm.)
Edad  

¿Quiénes Somos? ¿Qué es Salusline.com..

Historias y cuentos:

ANA Y EL PEZ

Ana es una niña muy cariñosa y dulce a la que le encantaban los animales pequeñitos, sobre todo los peces. Estaba a punto de llegar su cumpleaños, por lo que decidió pedir de regalo a sus padres un pececito de dolor azul.

Llegado el día y después de soplar las velitas de su pastel rosa, la madre le entregó un paquete con varios agujeros para que pasará el aire y... ¿qué había en su interior? Una pequeña pecera redonda con el más bello pececito que jamás había soñado. Ana daba brincos de alegría. Por fin tenía lo que quería. Lo sacó a pasear en su pecera para mostrárselo a todas sus amigas, incluso al día siguiente lo llevó al colegio para que todos pudieran contemplarlo. Estaba tan contenta de su nueva adquisición que no reparó en algo...

Llegó la noche y antes de ir a dormir quiso despedirse de su pez y... ¡ay!... parecía que estaba muerto. Gritando llamó: “¡Papá!, ¡mamá!, vengan rápido que mi pececito azul se muere”.

Rápidamente llegaron sus padres y después de observar detenidamente al pez, lo primero que preguntaron a la dulce Ana fue si le había dado de comer. Qué vergüenza y qué tristeza a la vez sintió Ana al ver que durante dos días el pobre pececito había estado sin probar bocado. Olvidó que tenía que cuidar de él, alimentarlo, mantener el agua limpia... ésa era su responsabilidad.

Pero aprendió la lección, porque a partir de ese momento y gracias a que se recuperó prontamente, lo cuidó como si fuera una madre y lo disfrutó por largo, largo tiempo.

Soy responsable y cuido lo que tengo.

Volver
ACCESO USUARIOS
Salusline Productos
PRODUCTOS
HRA ®
Test de Riesgos para la Salud. Reciba un informe detallado para mejorar su salud.
Conozca todo para ganar en vitalidad y calidad de vida.
Realice ahora mismo su Test Personalizado de Salud

Tienda ¡Salud!
Lo mejor para su salud
Programas de Salud Personalizados:
CURSOS


P U B L I C I D A D