Publicidad
El portal más innovador, dedicado las 24 h. de los 365 días del año en prevención de la salud, bienestar y calidad de vida en Internet. Ofrece apoyo continuo a niños, jóvenes, adultos, mayores y empresas a conservar su más grande tesoro : La Salud.
Salusline logo
Salud, Formación, Calidad de Vida

EMPRESA

PRODUCTIVIDAD
PARA SU EMPRESA

BAJAS POR
ENFERMEDAD

ROTACIÓN DE
EMPLEADOS

BUSCAR
 
Servicios Gratuitos Salusline
Infórmese. Artículos:

Ejercicios y Tests
Testimonios
Publicidad
¿Quiere perder Peso?
Salusline premia su esfuerzo!
Suscriba ahora mismo
a uno de nuestros programas personalizados y obtendrá un 50% de descuento!!
Centros de Salud
Buscasalud
¡ENCUENTRE EL MEJOR HOTEL, SPA, O GIMNASIO DE SU CIUDAD.
Area Multimedia Videos
¿Quiere saber más de su estado de salud? Salusline premia esta breve encuesta...
Indique su Peso (Kg.)
Estatura (cm.)
Edad  

¿Quiénes Somos? ¿Qué es Salusline.com..

Kéfir

Por la Dra. Marisa Buendía - Médica Naturista


Bebida procedente de la zona del Cáucaso donde la gente es de gran longevidad. El kéfir es un hongo, pero al realizarse se producen en su entorno otros microorganismos beneficiosos para la salud, entre ellos bacterias. Por ello, el kéfir es muy apropiado para tener a punto nuestras defensas contra todo tipo de microorganismos. Existen varias bebidas realizadas con Kéfir, que son Kéfir de leche, kéfir de agua y kéfir de frutas. El sabor del kéfir gusta a quienes gustan de los quesos, ya que tiene un sabor entre yogur y queso.

El kéfir de leche se realiza con leche de mamífero y es muy sencillo de hacer: se echan unos nódulos de kéfir fresco en un bote de cristal con leche. No hay que calentar. Se puede tapar o no. El kéfir se desarrolla de las dos formas. Normalmente en 24 horas está listo o habrá que esperar 48 h si tenemos pocos nódulos. El hongo se va reproduciendo y a medida que lo hace el kéfir se vuelve mas ácido. Podemos consumirlo cuando el sabor nos sea más agradable, más o menos ácido. Luego se puede endulzar o batir con frutas para hacer un delicioso batido natural. También se puede utilizar para hacer salsas o una variante de gazpacho para el verano echándole sal, ajo, etc.

El Kefir de agua se hace con las mismas bolitas o nódulos y es más ligero que el Kéfir de leche. Sabe a limonada o incluso algunos dicen que puede sustituir perfectamente al cava, ya que hace espuma. Se realiza echando agua mineral o de manantial(que no tenga cloro) en una jarra o bote de cristal que se pueda cerrar para que conserve el gas. A esta agua se le añade por cada dos litros de agua seis cucharadas soperas de azúcar morena, miel o fructosa(la blanca también sirve), dos higos secos, o albaricoques(orejones) o dátiles, un limón bien limpio partido y seis cucharadas soperas de nódulos de kéfir. Lo tapamos y agitamos para mezclar bien los azucares. Se deja 24 h y se vuelve a agitar y se deja otras 24 h; ya se puede consumir. Máximo se puede dejar 3 dias. Luego habrá que tirarlo.
También podéis hacer kéfir con cualquier fruta a la que le extraéis el zumo. Así, por ejemplo, con zumo de uvas, de manzana, etc. Id probando….

No sé si se podrá hacer con leches vegetales, pero es cuestión de probar…

Por cortesía de Marisa

El yogur casero:

El yogur casero es también muy fácil de hacer y tiene también muchas propiedades para regular el sistema inmune y para sanar el intestino, siempre que se tome con buen apetito, a las horas adecuadas y no en exceso, ya que al ser un producto lácteo tiene también una buena fuente de colesterol y sobre todo de calorías. Aporta calcio que se absorbe más fácilmente que el de la leche de mamífero, ya que como sabéis, la leche de vaca, debido a que sus proteínas son de alto peso molecular se comportan como moléculas alergénicas e inflamatorias y se han descrito microhemorragias en el intestino debido a esto, lo cual hace que si bien el yogur, es un buen alimento, sin embargo la leche ,tal cual, no lo es, ni siquiera en niños; no obstante, hay personas que la toleran mejor que otras. Dicho esto, pasemos a describir cómo elaborar un buen yogur casero:
Se adquiere un yogur que esté vivo o lo más vivo posible (de los que necesitan frío). Antes con un yogur “danone” era suficiente (y ahora , también). El yogur utiliza dos bacterias, un coco y un bacillo, por eso estimula nuestra inmunidad intestinal, ya que son saprofitas, pero nuestro sistema inmune intestinal las reconoce y le fabrica anticuerpos. Estas dos bacterias son el estreptococo termófilus y el lactobacillus bulgáricus. No obstante hoy existen en el mercado algunos yogures realizados con bifidus o con lactobacillus casei inmunitas o con acidofilus, que realmente no aportan nada nuevo, sólo que estas bacterias son propias del intestino del ser humano. Están bien de sabor, por lo que se pueden consumir como si fuera yogur, pero no lo son. La ventaja de nuestro yogur va a ser: la consistencia del yogur hecho en casa es más ligera y digerible, está vivo y no es demasiado espeso; la leche fermentada adquiere una consistencia viscoelástica semilíquida o semisólida, si lo dejas caer no cae de golpe sino que cae de forma filante como una gelatina; estoy segura que esta forma física es emoliente para el intestino, al igual que ocurre con el aloe vera, forma una barrera protectora para la mucosa intestinal y puede que por ello sea curativa de ulceras, gastritis, etc, asi como al ser lubricante, probablemente estimule el peristaltismo intestinal; si os dais cuenta, el yogur parece espeso pero en realizad engloba muchas moléculas de agua en su interior, por lo que aumenta el bolo intestinal y le aporta agua, disminuyendo asi el estreñimiento y la sequedad de las heces. Por otro lado, os quiero decir, que la mejor cura para las candidiasis intestinales y vaginales es tomar el yogur natural realizado en casa, e incluso si por cualquier circunstancias tenéis que tomar un dia un antibiótico(por ejemplo, por una muela infectada, etc) conviene introducir un dedo de yogur en la vagina para evitar la candidiasis secundaria a la toma de antibióticos, y de hecho, en seguida se mejora el picor con el yogur.

Seguimos la elaboración: se calienta la leche en el fuego o con una cocina solar, da igual. No lo hagáis en el microondas, por favor. Ya os contaré por qué. Se calienta hasta que llegue a unos 40 grados C. Pero no hay que utilizar termómetro ni nada por el estilo, tampoco se necesita yogurtera. Es suficiente con calentar hasta que tu dedo meñique limpio no aguante el calor durante 10 segundos. Entonces ya está la leche lista. Se añade en un litro de leche un yogur entero o medio y se cierra el bote de cristal(preferible al de plástico) de forma hermética ; rápidamente, antes de perder el calor se envuelve en varias mantas que tengáis en el armario. Yo lo he simplificado utilizando bolsas de plástico, hasta unas diez como máximo y luego lo introduzco en el horno que hace de armario (en frío, ojo) o en la misma alacena. Realmente es tan simple como que si queréis desayunar un buen yogur calentito ,os acostéis con él. Y esto es todo, amigos.

Por supuesto, con yogur se hacen exquisitas salsas y mayonesas sin huevo. También para elaborar helado de yogur o tarta de queso es muy recomendable. Así que ánimo y a prepararlo.

Volver

ACCESO USUARIOS
Salusline Productos
PRODUCTOS
HRA ®
Test de Riesgos para la Salud. Reciba un informe detallado para mejorar su salud.
Conozca todo para ganar en vitalidad y calidad de vida.
Realice ahora mismo su Test Personalizado de Salud

Tienda ¡Salud!
Lo mejor para su salud
Programas de Salud Personalizados:
CURSOS


P U B L I C I D A D