Publicidad
El portal más innovador, dedicado las 24 h. de los 365 días del año en prevención de la salud, bienestar y calidad de vida en Internet. Ofrece apoyo continuo a niños, jóvenes, adultos, mayores y empresas a conservar su más grande tesoro : La Salud.
Salusline logo
Salud, Formación, Calidad de Vida

EMPRESA

PRODUCTIVIDAD
PARA SU EMPRESA

BAJAS POR
ENFERMEDAD

ROTACIÓN DE
EMPLEADOS

BUSCAR
 
Servicios Gratuitos Salusline
Infórmese. Artículos:

Ejercicios y Tests
Testimonios
Publicidad
¿Quiere perder Peso?
Salusline premia su esfuerzo!
Suscriba ahora mismo
a uno de nuestros programas personalizados y obtendrá un 50% de descuento!!
Centros de Salud
Buscasalud
¡ENCUENTRE EL MEJOR HOTEL, SPA, O GIMNASIO DE SU CIUDAD.
Area Multimedia Videos
¿Quiere saber más de su estado de salud? Salusline premia esta breve encuesta...
Indique su Peso (Kg.)
Estatura (cm.)
Edad  

¿Quiénes Somos? ¿Qué es Salusline.com..

INSTINTO BÁSICO

comer por instinto Desde su creación, el hombre ha tenido que comer por instinto y, poco a poco, descubierto cuales eran los alimentos comestibles y los que no lo eran a base de pruebas, dejando a sus sucesores (nosotros) una lista casi completa de lo que e bueno o no para comer.

Guiados primero por nuestra intuición, luego por la experiencia, el gusto y, finalmente, por la ciencia, hemos creado poco a poco nuestras costumbres alimenticias.

Pero las influencias del progreso, de la publicidad, la creación de nuevos “sabrosos” productos químicos nos han alejado de las buenas costumbres de nuestros antepasados. Hoy en día, nuestra alimentación no es lo bastante equilibrada para aportar al cuerpo todo lo que necesita, lo que nos lleva a consumir suplementos de todo tipo.

El propósito de este artículo no es (decidir cual es la formael comer por instinto correcta de alimentarse, ni de juzgar nuestra alimentación actual, sino presentar una forma antigua (hoy en día poco practicada) de alimentarse: el comer por instinto también llamémoslo Instintoterapia. Nuestros antepasados fueron guiados por la intuición para elegir los alimentos comestibles pero, poco a poco, con la experiencia, el gusto y la ciencia, esta intuición ha ido desapareciendo. Hoy en día, pocas personas se dejan guiar por esta intuición, pero todavía existe en algunos casos. Todos conocemos el ejemplo de mujeres embarazadas: Durante el embarazo, las futuras madres suelen tener antojos, estas extrañas sensaciones que las empujan a comer de un alimento determinado sin, según parece, ninguna razón. Estudios han demostrado que sus cuerpos piden las sustancias que necesitan sin saberlo, ellas ingieren los alimentos que contienen estas sustancias.

Si escuchamos con atención nuestro cuerpo, se nos ocurre a menudo lo mismo, y podemos, por ejemplo tener ganas de comer durante un día entero una gran cantidad de un alimento determinado o de un alimento que no está en nuestra alimentación habitual. Si cuando esto ocurre, hiciéramos análisis clínicos, notaríamos con toda seguridad que nos falta una o varias sustancias y que estas sustancias están contenidas en estos alimentos que comemos con tanta gana y sin aparente razón. Esto es la prueba de que nuestro cuerpo nos “pide” él o los alimentos que necesita para su correcto funcionamiento, y pide a través de estos impulsos que sentimos, estos instintos estos impulsos que nos empujan a comer algunos alimentos determinados, a veces en cantidades anormales. Pero si las mujeres embarazadas tienen muy presente en ellas este instinto la gran mayoría de nosotros no lo siente o, quizás, no lo escucha lo bastante.

Nuestras costumbres de alimentación han hecho que nos alimentemos más con el gusto que con la lógica y poco a poco hemos olvidado “hacer caso”a nuestro cuerpo.

No sólo hemos pérdido la costumbre de estar atentos a las necesidades de nuestro cuerpo, sino que hemos olvidado tener en cuenta la lógica en la alimentación .

Y la lógica sería seguir el ritmo de la naturaleza, el ritmo de las estaciones, recordando que cada alimento juega un papel en la alimentación y que, que según la época del año, el cuerpo necesita más algunas sustancias que otras, y que estas sustancias suelen encontrarse en los alimentos “del tiempo”.

Hoy en día, los avances de la tecnología biológica permiten conseguir prácticamente cualquier clase de fruta de verdura durante todo el año. Desgraciadamente, estos alimentos no contienen todos los componentes de la fruta y verdura “natural”. Al dejar de comer “alimentos del tiempo”, hemos perdido las protecciones que nos procuraban contra los ataques del clima, del sol, de los microbios.. .

Y hemos empezado a enfermar más... Hoy en día, todos los estudios relativos a la alimentación llegan a esta triste conclusión: Comemos demasiado y mal. Estas malas costumbres provocan muchos problemas (sobrepeso, enfermedades cardio-vasculares...) a corto o largo plazo. Para hacer frente a esta realidad, la instintoterapia podría ser la solución. Dejar que nuestro cuerpo decida, que ninguna influencia externa, ninguna gana provocada por el gusto pueda perturbarlo.

Dejando que nuestro cuerpo decida, cerramos la puerta a la sobrealimentación, a las comidas demasiado ricas en grasas y azúcares, a los alimentos nocivos para la salud... Abrimos la puerta al equilibrio en la alimentación y permitimos el buen funcionamiento del cuerpo. Pero hay que saber escuchar nuestro cuerpo, saber entender las señales que nos envía. Saber diferenciar nuestras ganas y nuestras necesidades. Sentir cuando hemos comido bastante, aunque parece que tenemos ganas de comer más. Recordar la última crisis de hígado que nos provoco aquel sabroso pastel. Sentir la energía que nos puede dar una manzana, un melocotón.. . El descanso y la energía que nos puede dar un día de ayuno. No planificar, calculando el número de calorías ingeridas ni las horas de comida.

No preocuparnos si de repente tenemos ganas de plátano o de zanahoria durante un día entero. 0 si queremos saltar una comida. Hacer silencio en nuestro interior para dejar que el cuerpo hable. Dejar que nos guie, sin que nada nos influya. Entonces el cuerpo habla, se comunica con nosotros y pide únicamente lo que necesita de verdad, rechaza lo inútil y los alimentos pesados, nos incita a consumir lo que es sano.

La vida de cada una de nuestras células depende de nuestra alimentación, por lo que tenemos que cuidar al máximo nuestra manera de comer.

Comer por instinto nos brinda la posibilidad de dar al cuerpo lo que necesita, pero requiere de nosotros el saber escuchar atentamente sus mensajes. Una escucha atenta requiere práctica, necesita que seamos capaces de hacer silencio en nuestro interior para no dejarnos engañar por nuestros deseos, deseos que suelen ser agradables al paladar pero inútiles y a veces tóxicos para el cuerpo.

Pero la recompensa está muy por encima de los esfuerzos y escuchar nuestro cuerpo, darle lo que necesita, sin más, nos permite conseguir el equilibrio alimenticio, llenándonos de energía y haciéndonos sentir bien.


ACCESO USUARIOS
Salusline Productos
PRODUCTOS
HRA ®
Test de Riesgos para la Salud. Reciba un informe detallado para mejorar su salud.
Conozca todo para ganar en vitalidad y calidad de vida.
Realice ahora mismo su Test Personalizado de Salud

Tienda ¡Salud!
Lo mejor para su salud
Programas de Salud Personalizados:
CURSOS


P U B L I C I D A D